Blog

creatividad dxmedia

5 ejercicios para desarrollar la creatividad

La creatividad es una capacidad mental para pensar y crear con originalidad e innovación. Todos tenemos esta habilidad aunque a veces nos parezca que no nos viene la inspiración. ¿No te ha pasado que unas veces te resulta fácil resolver problemas o encontrar soluciones creativas y otras veces no?

Lo que ocurre es que hay muchos factores que influyen en la creatividad: las experiencias vividas en el pasado, los conocimientos adquiridos, las sensaciones recibidas… y todo ello se conecta en el hemisferio derecho del cerebro, que es el creativo.

Muchas personas no saben cómo desarrollar la creatividad y lo consideran un desafío. Pero la buena noticia es que la creatividad se puede entrenar y mejorar. La mayoría de personas la usamos de forma instintiva, pero si realizamos ciertos ejercicios con frecuencia la desarrollaremos mucho más.

Por qué nos falta creatividad

La creatividad es muy útil para crear, solucionar problemas, inventar e idear cosas nuevas. Pero el problema es que no siempre somos creativos cuando lo necesitamos. En esos casos es cuando se usa la expresión “no me viene la inspiración”.

Aunque no parezca cierto, no hay personas sin creatividad, sino con poco entrenamiento. Todos tenemos esta capacidad y se puede mejorar. Sólo es necesario practicar para incrementar la creatividad.

En ocasiones sentimos un bloqueo para ser creativos y tres de los motivos más comunes son el miedo, la vergüenza y el perfeccionismo. También es cierto que las circunstancias que nos rodean nos pueden afectar negativamente como, por ejemplo, los problemas familiares, laborales, de salud, etc.

Podemos intentar minimizar los factores externos pero, si no conseguimos resolverlos, podemos realizar ciertos ejercicios que nos ayuden a concentrarnos y ser más creativos.

 

ejercicios dxmedia creatividad

 

Ejercicios para mejorar la creatividad

El objetivo de estos ejercicios es desarrollar nuestra habilidad creativa, tener una mente abierta y mantener el cerebro activo. Para empezar, te recomendamos algunos consejos generales para que el cuerpo y la mente estén predispuestos a la creatividad:

  • Hacer ejercicio de forma regular.
  • Descansar y dormir lo suficiente. Buscar momentos breves para relajarse durante el día.
  • Encontrar un lugar ordenado, limpio y luminoso para concentrarse.

Estos consejos son muy útiles pero ahora veamos 5 técnicas para fomentar la creatividad.

Apuntar todas las ideas

Tal vez no tenemos una idea clara cuando hay que desarrollar un trabajo o solucionar un problema. En ese caso, podemos realizar un brainstorming o lluvia de ideas. Toma un papel y un lápiz y escribe todo lo que se te ocurra, sin importar el orden. Y es mejor escribirlo a mano que en un dispositivo electrónico porque la escritura también activa el cerebro y favorece la imaginación.

Cuestionar todo

Si te encuentras ante una barrera porque has encontrado varias ideas y no sabes cuál seguir, intenta cuestionarlas todas. Conviértete en tu propio crítico, como si fueses otra persona. Te sorprenderás de lo fácil que es descartar conceptos o ideas que antes te parecían buenas.

Conexiones forzadas

Pide a alguien que te dibuje un objeto en un papel. Luego pide a otra persona que haga lo mismo. Puedes hacerlo hasta tener 3 o más objetos. Y ahora intenta conectarlos de forma que se puedan usar de forma conjunta.

El objetivo de este ejercicio es conectar ideas con intereses distintos para formar ideas nuevas, aunque sean exageradas o inverosímiles. Que no te parezca una tontería, porque funciona más de lo que muchos piensan.

Practicar con acertijos y enigmas

Este ejercicio es más divertido si se realiza con otras personas. Se puede realizar por equipos, como si se tratase de un juego de mesa. Cada persona puede buscar un acertijo y resolverlo entre el resto de participantes.

Algunos acertijos muy entretenidos son los siguientes (puedes encontrar cómo son y la solución buscando en Google):

  1. El de la Primera Guerra Mundial.
  2. El del hombre en el ascensor.
  3. El problema de la vela.
  4. El hombre ahorcado.
  5. El del hombre solitario.

Si se usan acertijos inventados, la creatividad se trabaja más porque se hace mucho uso de la imaginación.

S.C.A.M.P.E.R.

El proceso conocido como S.C.A.M.P.E.R. trata de cuestionar y probar ideas desde diferentes puntos de vista. Las siglas responden a: Sustituir, Combinar, Adaptar, Modificar, Pensar en otros usos, Eliminar, Revertir. En cada paso, se plantea cómo sería el desarrollo de la idea cambiando los conceptos.

Este método se utiliza para cambiar el enfoque de la idea o problema. Con cada paso se genera una pregunta que pone en tela de juicio la idea y eso ayuda a replantearse todo y encontrar la mejor solución.

 

Hábitos para mantener la creatividad

Es bueno practicar de vez en cuando con este tipo de ejercicios. Pero también podemos realizar ciertas rutinas diarias que nos ayudarán a desarrollar la creatividad.

  • Busca inspiración en otras personas, toma sus ideas para mejorarlas y crear las tuyas propias. Ser creativo y original no es lo mismo que ser el primero en tener la idea.
  • Practica la imaginación con algo que te apasione y conozcas bien.
  • Descubre cuál es tu mejor momento del día y de la semana para practicar la creatividad.
  • Utiliza música adecuada para cada momento: si necesitas motivación usa canciones con ritmo y si tienes que concentrarte ponte música melódica, sin voces.
  • Decora la zona que usas para trabajar o estudiar con juguetes, muñecos o pósters creativos que te inspiren.

Con estos hábitos y técnicas conseguirás fomentar la creatividad y notarás como mejoras poco a poco. Al principio puede costar, pero, cuando consigas crear la rutina, te resultará más fácil.

No subestimes el poder de la creatividad. Te sirve tanto para el trabajo, como para las relaciones personales y tus actividades preferidas. Ya no esperarás sentado a que te llegue la inspiración, tú la encontrarás a ella.