Blog

servidor web y hosting dxmedia

¿Qué diferencias hay entre Servidor web y Hosting?

En un mundo online en el que cada vez existen más conceptos tecnológicos, es normal que a veces no sepamos con claridad qué define cada uno. Una de las confusiones más frecuentes se da entre los términos “servidor web” y “hosting”.

Un servidor web permite alojar contenidos que pueden ser distribuidos de diversas formas, siendo la página web la más común, aunque en los últimos años ha ganado gran importancia los contenidos distribuidos a través de aplicaciones para smartphone. Dentro de un servidor puede alojar varios hostings distintos.

Por otro lado, un servicio de hosting o de alojamiento web es un servicio de almacenamiento que proporcionan los servidores. Por decirlo de forma sencilla, es la vivienda de tu página web dentro de un bloque de pisos.

A continuación, vamos a explicar con más detalle las principales diferencias entre uno y otro servicio.

 

Diferencias fundamentales entre Servidor web y Hosting

Elementos distintos

Mientras que un servidor web es un equipo o máquina (física o virtual) que está conectada a Internet y ofrece diversos recursos, un hosting es solo un espacio de almacenamiento dentro del servidor que utiliza ciertos recursos técnicos del mismo. Es decir, por lo general, un servidor cuenta con más recursos técnicos que un hosting.

 

Número de hostings en servidor

Un hosting puede compartir con otros hostings (o alojamientos web) la misma dirección IP dentro del servidor en el que se encuentren. Y es que dentro de un servidor puede haber varios hostings, pero no al revés.

 

Precio

Debido a que los servidores suelen contar con recursos técnicos más variados y avanzados que los hostings, suelen tener precios más elevados. Aun así, es la opción recomendada si se quiere disponer de un mayor control sobre los recursos que este ofrece. Además, contratando un servidor se evita compartir dirección IP con otros hostings, por lo que se mejora la velocidad de carga de la página web y se evita la posibilidad de que determinados procesos o infecciones de malware afecten a tu web.

 

Mantenimiento

Otra característica diferencial es el mantenimiento de los mismos. Si bien las tareas de mantenimiento de los hostings normalmente son llevadas a cabo por la propia empresa a la que se contrata el servicio, en el caso de los servidores es distinto. Variará en función del tipo del servidor contratado o del contrato que se haya firmado. Por lo que, hay casos en los que los servidores son gestionados y mantenidos directamente por la empresa que se haya contratado, y en otras ocasiones es el cliente el que tiene que ocuparse del mantenimiento.

 

En definitiva…

Si después de saber las principales diferencias entre un servidor y un hosting has descubierto que lo tuyo no es administrar este tipo de sistemas, lo mejor si dispones de un web estándar, es optar por un servicio de hosting, más económico y válido para tus necesidades. Ahora bien, ten en cuenta que en el mercado existen precios de hosting muy dispares; antes de decantarte por el más barato, compara también aspectos como el espacio de almacenamiento, el ancho de banda o el número de webs con las que compartirás hosting.

En caso de que dispongas de un web con mucho tráfico y funcionalidades, será interesante que explores las diferentes opciones de alojamiento para asegurar un rendimiento óptimo del web.