Blog

estrategia inbound marketing dxmedia

Storytelling: tu herramienta de marketing más potente

El arte de contar historias lo vemos anuncios comerciales en televisión, en Internet y en soportes físicos. Cada marca transmite un concepto, una idea, un principio…, pero basado en una historia. Si te fijas, casi siempre hay una historia detrás, por muy breve que sea.

A este arte de contar historias se le conoce como storytelling.

 

Qué es el storytelling

El storytelling es una de las maneras más eficaces de comunicarse hoy en día y se puede aplicar en cualquier tipo de contenido. Se puede definir como el uso eficaz las palabras para contar una historia, pero estimulando la imaginación del usuario.

Muchos estudios han demostrado que el storytelling influye mucho en los usuarios. Activa ciertas áreas del cerebro, cosa que no hace el contenido puramente pragmático. Además, cuando alguien oye o lee una historia, se coloca en el lugar del protagonista como si estuviera experimentando la historia.

El storytelling es importante para las estrategias de marketing de contenido porque permite que las empresas conecten mejor con su público. Se estimulan sus sentimientos, ideas y actitudes para alinearse con los objetivos de marketing.

El objetivo principal del storytelling va mucho más allá de transmitir un mensaje a tu audiencia. El objetivo es que se construya una relación entre tu marca y tu público, entre la mente del consumidor y los valores que transmitimos.

 

Beneficios del storytelling

El storytelling nos ayuda a comunicar el mensaje de nuestra empresa o proyecto y consigue generar sentimientos que se queden grabados en la memoria de tu público. Además, aporta otros beneficios:

 

  1. Es más fácil de recordar un mensaje transmitido a través de una historia.
  2. Consigues generar confianza en tu marca porque no parece publicidad intrusiva.
  3. Se puede volver viral si genera muchas reacciones en el público.
  4. Transmite los valores de tu marca de una forma única.
  5. Se consigue una implicación emocional porque empatiza con la historia.

 

Evidentemente, estos beneficios ayudan a que tu producto o servicio se venda mejor ya que la gente no vea una simple campaña publicitaria. No les estarás vendiendo el producto, sino las sensaciones que pueden experimentar con él.

 

Ejemplos de storytelling

Vemos ejemplos de storytelling aplicado en campañas de publicidad constantemente.

Por ejemplo, ¿quién no recuerda el último anuncio de la lotería de navidad? Cada año se dedican muchos recursos para transmitir una historia que llegue a la gente y transmita sentimientos muy profundos. Pero no nos quedamos solo con la idea de que el objetivo es que nos gastemos el dinero comprando décimos de lotería.

Algunos anuncios de Nike también han impactado mucho en su público. Saben a quién se dirigen y cómo tocarles la “fibra” sensible para que se identifiquen con su marca.

Apple también pone mucho empeño en algunos de sus anuncios para transmitir la sensación que se tiene al ser un fan de la manzana mordida.

Hay una forma de storytelling que suele tener un gran impacto en el público. Se trata del transmedia storytelling.

 

Transmedia storytelling

El transmedia storytelling es un proceso mediante el que se transmite una historia en diferentes canales de comunicación, ofreciendo el contenido de forma fragmentada. Es decir, se ofrecen fracciones contenido en diferentes plataformas que se complementan unas a otras.

Así se consigue que el usuario se vuelva un espectador activo y no pasivo, como cuando ve un anuncio de televisión sentado en el sofá.

Las redes sociales son un buen medio para compartir este tipo de historias y, además, favorecen la transmisión de la historia.

 

¿Listo para contar tu historia?